Barbos y setas.

Domingo 16 ,esta es la primera salida que hago solo este año, mi compañero tiene algún compromiso así que me decido a ir a este embalse , aun teniendo bastante presión si uno conoce las zonas "calientes" puede pasar un día agradable, aún recuerdo cada vez que acudo a sus orillas la primera ocasión en que pude pescarlo, hace creo unos 6 años "son pequeños..." le dije a mi compañero, y al momento tenia un barbo enorme fuera del agua, pero el siguiente fue igual...
Lo cierto es que desde entonces se cumple mi frase como una premonición, la mayoría de los que se engañan son pequeños y medianos haciéndose complicado encontrar barbos grandes (por grandes quiero decir rondando los 60 cm).
Nada más llegar veo que el nivel de agua es altísimo, como no lo he visto nunca y no solo eso, si no que el agua está absolutamente turbia dificultando la visión a solo un palmo de la orilla, esta es una panorámica de la zona en la que se aprecia el color.


Pero no hay mal que por bien no venga e incluso de las aguas tomadas se saca provecho, pues esto nos permite acercarnos mas al pez sin ser detectados y claro a la vez nos dificulta a nosotros su localización pero conociendo bien sus costumbres puede uno "olerlos" antes que incluso verlos.




La mañana absolutamente parada después de andar un par de horas no veo el mas mínimo síntoma de actividad, así que empiezo a tomar alguna foto para hacer tiempo hasta que se calienten.
Estos dos me miraban demasiado...


Continúo buscando a mis amigos los bigotudos pero aún no se están moviendo, pero cuál es mi sorpresa cundo empiezo a encontrarme con setas por las orillas algunas de ellas comestibles así que manos a la obra si no están los peces al menos disfrutaré de mi otra afición, la micología.


Marasmius oreades (senderuela)


Agaricus bisporus (champiñón)

Después de hacer fotos y mientras recogía unas senderuelas giro la cabeza hacia el agua y veo un barbo prácticamente a mis píes que al estar yo en el suelo no puede verme ,agarro la caña corriendo y le pongo mi emergente en los morros (si, emergente , a alguno le parecerá demasiado fino pero en lugares muy tocados este tipo de moscas pueden marcar la diferencia entre un bolo y una jornada fructífera),y el barbo no duda ni un instante ,clavo y tras una lucha algo mas potente a la que me tienen acostumbrado lo habitantes de este embalse lo saco del agua y fotito...el primero de el día.



Visto lo visto y dado el estado de las orillas decido cambiar de técnica de pesca ,en lugar de andar buscándolos decido esperar haciendo "la garza" y aguantar quieto para que entren confiados en mi zona ,la visibilidad es nula pero comienzo a intuir sombras pasando por mi posición sobre los 4-5 metros de la orilla, sabiendo que muchas de estas sombras pueden ser carpas descarto los grupos con desplazamiento lento y busco sombras solitarias con natación nerviosa o cualquier silueta que me parezca un barbo, rápidamente surte efecto la táctica y los barbos van saliendo.





La mañana pasa rápidamente entre barbo y barbo y entre barbo y barbo me enciendo un cigarro y disfruto de estos momentos...sin duda ninguna sensación se parce a esta, me siento vivo.

Decido que ya es hora de regresar al coche pues me espera una buena caminata con subida de cerros incluida pues el agua ha cegado los pasos habituales, eso sí siempre atento a las aguas, cuando al subirme a unas piedras veo lejos de la orilla a unos 15 metros una sombra "sospechosa" en clara actitud de caza, además parece bueno...
Lanzo la mosca cayéndole a la distancia justa, una cabeza surge entre las turbias aguas, espero un segundo interminable pues en distancias largas hay que esperar unos segundos para clavar, si no, correría el riesgo de sacarle la mosca de la boca, le pego el cachete y enseguida noto que no es uno de los normales, es uno decentito que me hace pasar un buen rato, no es un leviatán pero si sobrepasa la media de los barbos que habitan en este embalse, un animalito de 54 cm.



Un buen regalo de despedida, me voy a casa completamente satisfecho, descansado mentalmete, cansado físicamente y con unas setitas para la cena, que más se puede pedir...

2 comentarios:

  1. Qué envidia me das! Este año no puedo darle a los bigotudos todo lo que yo quisiera.
    Me parece buena entrada, porque hay gente que piensa que sino te subes a una piedra y localizas los barbos a un km es imposible pescarlos. Las aguas altas y turbias tienen muchas ventajas, entre ellas que los grandes peces se acercan a la orilla a comer y que te localizan mucho peor.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. muy buena la entrada en el blog! y buenas capturas! puede ser que el pantano es el de linares? mas temprano se prodria pescar en el o el agua estaria muy fria? buenas capturas este año!

    ResponderEliminar