Primer intento.

Desgraciadamente en eso mismo se ha quedado la primera incursión del año, en un intento.

Y es que la pesca de barbos en invierno es solo apta para los mas duros, no físicamente, a pesar de las exigencias del frio, si no duros mentalmente, pues las salidas suelen ser pobres en capturas.

Los barbos bajan muchísimo su actividad, reuniéndose en bandos en zonas profundas del embalse o concentrándose también en las zonas centrales y profundas de los ríos.

Los días de anticiclón son los mas propicios para intentarlo, en las horas centrales del día, si la suerte esta de nuestro lado y el hambre aprieta a los barbos podemos encontrar algún ejemplar aislado que valiente se deje ver por las orillas o mas posiblemente en las corrientes de los ríos, pues siempre son mas fáciles de localizas en las aguas corrientes durante esta época.

A pesar de la previsión meteorológica más o menos benigna que hemos tenido para estos días, me he encontrado con un embalse muerto y con hielo en sus orillas, por lo que he decidido ir al rio.

Imagen 004

 

Imagen 001

Imagen 002

Tal y como esperaba en el rio he llegado a ver dos barbos, pegados al fondo a una profundidad de al menos tres metros luchando contra la fortísima corriente causada por las lluvias.

El problema lo he tenido en hacer bajar una ninfa a su altura a tiempo sin que la corriente se la llevara, con un tándem de tres ninfas muy plomadas he conseguido colocar las moscas en el lugar indicado, pero hoy la suerte no estaba conmigo y a pesar de la picada de uno de los barbos prácticamente en el instante de clavar ha conseguido soltarse, desapareciendo de la zona con su hermano, tras esto he seguido buscando pero has sido los dos únicos que se han dejado ver.

Imagen 005

Una pena no haber obtenido la captura, pero siempre se saca algo de cada jornada, si no son peces son experiencias y aprendizaje.


7 comentarios:

  1. Dura y complicada tarea te propusiste.
    Fíjate que yo opino que en invierno es más fácil localizar barbos en el embalse, como bien dices, sobretodo los días de anticiclón, pero claro, si te presentas en su orilla y ves todo ese hielo... uff! desmoraliza hasta el más valiente.

    Tengo el embalse de Yesa no muy lejos y en él hay una zona de termas, tal vez los barbetes frecuenten esa zona de aguas calientes en esta época. A ver si reuno el valor suficiente jejeje

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Duro, muy duro, pero si va uno sin pretensiones se pasa un día muy agradable, cuando me refiero a lo del rio no es porque diga que se moverán mas, se mueven lo mismo, o nada o muy poco, pero tienen menos agua donde esconderse...jeje.
    Si es verdad que si llego a ver algo en el embalse al rio ni me asomo, pero ya ves el hielo, tela.
    Lo que dices de Yesa no es ninguna tontería, si te acercas espero la crónica pues es algo interesante saber que pasaría con una temperatura distinta en una zona del agua, si te quedas a hacer garita lo mismo se asoma alguno.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Decididamente ¡ESTÁS MUY ENFERMO! necesitas ir a una clínica de desintoxicación, tienes mucho síndrome de astinencia.. jejejejejej
    Un saludo, y suerte en tus salidas invernales.

    ResponderEliminar
  4. A veces pueden más las ganas de salir a pescar, que la certeza de que lo tendremos difícil en dicha tarea.
    Pero no vale lamentarse, sino que se debe sacar alguna lección, que nos permita afrontar otra jornada similar con más garantías.
    Es esta evolución constante lo que hace de la pesca algo expectacular.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Roberto, tienes razón, muy bien no estoy jajaja.
    Pero no paro de pescar ni de broma! aunque me coma algún bolo, el vicio es mucho, date una vueltecita por Ricobayo a ver si ves algún despistado.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaj... ahora voy a pescar lucios, y miro por las orillas por si hay algún despistado, pero nada. No me extraña, con el frío que hace...

    ResponderEliminar
  7. la verdad es que esta muy dificil en estas fechas, pero lo que cuenta es intentarlo, ademas llegaste a pinchar uno que no es poco

    ResponderEliminar