Pequeño gran lugar.

Mi intención era, a priori, dedicar un día en exclusiva a investigar nuevos puntos en una provincia hacia la que casi nunca suelo dirigirme.

En mi carpeta de ruta tres embalses y un rio, el primero bastante lejano y de buen tamaño, después un par de embalses medianos y un rio antes de entrar en uno de estos, con esta premisa tenía claro que el día seria mas de hacer kilómetros que de pescar, pero cada cierto tiempo busco nuevos lugares, no solo para mi disfrute, si no también para las jornadas en las que salgo con clientes, para mi es vital.

Como suele suceder en estas salidas, el primer embalse con su respectivo rio estaba totalmente muerto, y no por mucho andar parecía la cosa enderezarse, nada de nada y una kilometrada importante, lo normal, no siempre se gana.

Segundo embalse, en el que tengo casi la total seguridad de que hay barbos, pero como tengo prisa decido hacer una bajada rápida a una de sus reculas, consigo un par de barbos medianitos y ala…al coche, pues ya es medio día y aun me queda encontrar el último.

Y he aquí lo que en ocasiones el destino nos guarda, o lo dificultoso de encontrar un embalse a través de caminos y más caminos, me pierdo en medio de la nada, caminos llenos de ramales en los que termino totalmente desorientado, llevo más de veinte kilómetros y solo veo montes.

Hasta que para sorpresa mía creo ver agua por el rabillo del ojo, allá abajo en el valle.

-Sí, parece ser que es agua, tengo que llegar como sea!

Dirijo el coche dando tumbos por los polvorientos caminos siempre en la dirección de las aguas y, de repente no puedo creer lo que ven mis ojos, un embalse tan antiguo que no tiene carreteras de ningún tipo, de hecho ni tan siquiera es el que buscaba, más que embalse es un gran rio, con unas orillas un tanto complicadas, salpicadas de enormes rocas de granito.

www.barbosconmosca.com

-No hay problema, prefiero zonas escarpadas a las playas!

El corazón quiere salirse por la garganta cuando al hacer un primer reconocimiento comienzo a ver barbos por todas partes.

Carrera a toda prisa al coche a por la caña y demás aperos y algo maravilloso, al primer lance capturo mi primer barbo de estas apartadas orillas, parecen ser comunes, con una librea perfecta, fuertes y muy sanos, esto indica claramente que el agua no presenta contaminación y que hay suficiente alimento.

Para mayor alegría veo que una gran cantidad de barbos pequeños y medianos, señal de que las frezas se realizan sin problemas, de hecho los barbos del tamaño de la fotografía son legión, y forman la mayoría de las capturas, esto augura un buen futuro para los barbos.

www.barbosconmosca.com

Cuesta encontrar peces más grandes, aunque en el momento de encontrarme con el primero “decente” las capturas ya sobrepasan la veintena…si, una locura.

Conforme llego a la zona más escarpada y complicada, comienzan a aparecer los barbos serios, primero uno con 45, un precioso ejemplar que sube franco a la mosca, por cierto, nada de tonterías, a pesar de comenzar la pesca con hormigas, enseguida las “zapatillas” han sido las protagonistas.

www.barbosconmosca.com 

A partir de este ultimo barbo, la escala fue subiendo, siendo el siguiente este de 56 cm, para poco después encontrarme en medio del embalse una enorme sombra a medias aguas.

www.barbosconmosca.com 

-Eso tiene pinta de ser un gran barbo.

Lance muy largo por delante de su trayectoria, y una boca enorme rompe la superficie para engullir la Hopper Juan en un 8, el backing no tarda en salir por las anillas, parece imparable, independientemente del tamaño tengo la impresión de que estos barbos son fuertes por naturaleza.

Poco después saco del agua este precioso ejemplar, un maravilloso barbo de 72 cm que termina de alegrarme el día.

www.barbosconmosca.com

Después de este siguieron saliendo uno tras otro, de todos los tamaños, desde muy pequeños a medianos, lo que sin duda es absolutamente positivo para el futuro

Tengo la impresión de ser el primer pescador con mosca que pisa estas aguas y creo no equivocarme, lo apartadísimo del lugar y la increíble franqueza de los barbos, (que llegaban a girarse si el aire posaba la mosca a su espalda), comportamiento que no veía hace años, cuando los sitios estaban sin pescar, me hace pensar que estos peces nunca han visto una mosca…una autentica locura!

www.barbosconmosca.com 

www.barbosconmosca.com


20 comentarios:

  1. Aunque la mañana no fuera frustifera a lo que captura se refiere. La tarde si lo fue y ademas con grandes barbos.

    Una maravilla, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Álvaro, lo cierto es que se arreglo y mucho, gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Bonita entrada Carlos, un buen ejemplar el ultimo. La verdad que una de las cosas mas bonita de esta pesca es el encontrar lugares nuevos y lugares que ni se te pasaban por la cabeza que existian.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A.Luis, un buen aparato si señor, además muy cabezón…un saludo.

      Eliminar
  3. Buena jornada, si señor.....El esfuerzo (casi) siempre tiene su recompensa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, lo malo es que algunas veces te vienes a casa bolo, pero el que no busca no encuentra.
      Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar
  4. Para que no te vuelvas a perder te recomiendo que le eches un vistazo a mi entrada sobre cómo meter fotos en el GPS http://escamasdoradas.blogspot.com.es/2012/02/conducir-vista-de-pajaro.html Si no tienes tomtom, seguro que encuentras por ahí aplicaciones y tutoriales para otras marcas. Luego quedaría prepararte las rutas previamente con algún programa tipo "COMPEGPS LAND" o así.
    Aunque bueno, visto lo visto de vez en cuando viene bien perderse, ¿eh?.
    Por cierto, ¿a qué te refieres con "zapatillas"?
    Saludos y enhorabuena por el hallazgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, ya vi la entrada y me parece interesante, pero mi gps es de la edad de piedra y lo mismo me explota, llego un día en el que tome la determinación de ir como la vieja escuela, mapas en mano y preguntando, por cierto aunque me perdí, fue un paisano quien me dirigió un poco, gps rural!
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Sabe bien eso de descubrir un lugar por uno mismo, aunque sea después de muchos kms.

    No me quiero ni imaginar lo que puede llegar a tirar un barbo de 72cm, madre mía.

    Sigue así Carlos, un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, de verdad que da un vuelco el corazón cuando ves que has acertado.
      Tira mucho, mucho…la primera carrera es para dejarle hacer.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. un reportaje muy bueno carlos,lo mas dificil tal vez sea encontrar esos lugares,pero"el trababajo mas dificil siempre es el mas gratificante"enorabuena por el reportaje,que cada vez que pones una entrada nueva,es mejor que la anterior muy buen trabajo sigue asi y no nos pongas los dientes tan largos canalla jejejej
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, gracias por tus palabras, me alegra enormemente que valores así mis entradas, un gran saludo.

      Eliminar
  7. Encontrar un paraíso de esas características es el sueño de todo pescador, aunque no sea mosquero.
    Enhorabuena por encontar algo así y .....¡a disfrutarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un pequeño paraíso del que espero disfrutar por mucho tiempo, un saludo José.

      Eliminar
  8. Esos son lugares cada vez más escasos, aunque existen a causa del olvido, el desinterés o la dificultad para llegar al lugar.
    Estupenda jornada que abuen seguro se repetirá en más ocasiones.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son escasos, pero en realidad si uno se pone a “volar” con el google earth por el cielo encuentra pequeños tesoros.
      Un saludo Jose.

      Eliminar
  9. Nos vamos muy lejos en busca de los famosos paraísos y los tenemos tantas veces cerca...
    Sólo hay que buscar, derrochar tiempo, caminar, explorar y guardar la intimidad de su secreto. Aquí los hay. Y muchos, como tu sabes. Gracias por el report.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices no hay que irse lejos para disfrutar, es cuestión de no acomodarse, saludos.

      Eliminar
  10. Al final el esfuerzo y el viaje valieron la pena. Enhorabuena.

    ResponderEliminar