Cuatro especies, dos días.

Hemos pasado dos días de pesca, en los que parte de mi objetivo era conseguir cuatro especies de barbo ibérico, comizos, beceros, steindachneri y gitanos, en cuanto a este deseo se ha cumplido, pero no sin pasar bastantes dificultades y tener alguna decepción.

www.barbosconmosca.com

Fuimos a visitar un lugar al que me gusta ir cada año, y para mi sorpresa ya no era ni la sombra de lo que fue, un rio que entraba al embalse, que en otro momento era un curso fluvial sano y con un buen caudal, esta en este momento totalmente seco, y sospecho que es mas por la mano del hombre que por escasez de lluvias, el rio se había convertido en una seria de charcos en los que el agua estaba realmente muy mal, por lo que mi intención de dar con los barbos beceros paso por cambiar de lugar, gracias a que los tengo localizados en más de un sitio, pudimos disfrutar de su increíble valentía.

www.barbosconmosca.com

www.barbosconmosca.com 

Junto con los beceros, aparecieron un par de barbos del Guadiana o Steindachneri, que no suelen andar lejos de estos últimos, una especie de increíble valentía y potencia.

www.barbosconmosca.com 

En otras zonas en las que las piedras formaban parte del fondo pudimos sacar algunos comizos, otra de las especies con las que esperaba encontrarme.

www.barbosconmosca.com 

El segundo día, los gitanos eran mi objetivo, por lo que nos desplazamos a otro embalse para dar con ellos, nada más llegar vimos los primeros aunque tras los primeros lances dejaron muy claro que no estaban por la labor de picar a la mosca seca, por lo que tuve que emplear la ninfa, que funciono perfectamente dándome los primeros ejemplares, que aunque pequeños me dejaron maravillado con sus preciosos colores.

www.barbosconmosca.com

El embalse tenía cierta dificultad aunque también su gracia, pues lo pesque desde dentro del agua por la complicación de sus orillas, justo antes de marcharnos puede sacar un buen ejemplar que entro a la ninfa sin dudarlo.

www.barbosconmosca.com 

Aunque la expedición no fue coser y cantar, he vuelto bastante contento, pues a pesar de que los peces no estaban muy fáciles y algunos de los lugares no estaban lo bien que deberían, si obtuve bastantes capturas que se vendieron caras, pero en realidad disfruto cuando se ponen complicados…


8 comentarios:

  1. Me alegro que lo pasaras bien, Carlos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Francisco, aun se nos quedo algún lugar por visitar, espero que en el próximo viaje pueda verlos.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Me quedo con tu última frase, "disfruto cuando se ponen complicados...". Totalmente de acuerdo contigo. Precioso Grand Slam que te has marcado.

    Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Álvaro, veo que disfrutas como yo, en realidad los sitios complicados suponen un reto que te hace evolucionar en tu técnica, sin duda seria aburrido si fuera siempre sencillo.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Magnífico reportaje una vez más Carlos, enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, a ver si nos vemos, un saludo.

      Eliminar
  4. como tu bien as dicho"la mano del hombre"siempre metiendo la mano donde no lo llaman,si el hombre no se empeñara siempre en cambiar lo que la naturaleza nos dio otro gallo cantaria.En fin.
    espero que hayas disfrutado del viaje y en cuanto las capturas,preciosos barbos.enhorabuena

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Juan, es cierto que a veces se lleva uno desagradables sorpresas, pues en determinados lugares la naturaleza se considera como una mera despensa donde meter mano cuando plazca, es un problema de educación que espero con los años se cambie.
    Un saludo.

    ResponderEliminar