Una tarde cualquiera.

Ciertamente no tenía la más mínima intención de salir a pescar, pero con toda la tarde por delante y sin nada que hacer me decido a coger los bártulos y asomarme de nuevo al “Wild River”.

Y es que tener barbos a tiro de piedra y no bajar a pescar es un pecado…muchas veces estoy en casa y me los imagino en sus corrientes nadando y no puedo aguantarlo.

Si tenía claro que para acceder a los lugares más complicados no me bastaría con las simples zapatillas de wet wadding que acostumbro a utilizar, pues hay unas pozas de gran profundidad sin posibilidad de salir a la orilla y el vadeo al límite es mas cómodo con el wader, a pesar de no gustarme demasiado.

www.barbosconmosca.com       

Gracias a él he llegado a nuevas zonas, si cabe, más inhóspitas e inaccesibles, a decir verdad en determinados momentos incluso se llega a sentir cierta intranquilidad pues a pesar de su belleza, la naturaleza que rodea este lugar es algo hostil.

La mayor parte del rio está formado por profundas pozas seguidas de zonas de fuerte corriente sin apenas lugares de tablas someras y encontrar este tipo de puntos es vital para localizar a los barbos, la diosa fortuna ha querido sonreírme y tras visualizar una de estas zonas he localizado un barbo paseando tranquilamente.

www.barbosconmosca.com             

La tabla estaba rodeada de pasillos de vegetación por los que escapaba el agua de la zona de más quietud, el lance, sencillamente imposible, así como acercarme más a mi presa, un paso en falso y el barbo huiría cual flecha. La única opción que tengo es acercarme al final de la tabla por un brazo en un túnel vegetal, por lo que tengo que hacerlo de rodillas, cuando al fin me sitúo en el punto deseado el único lance posible es un rodado, y literalmente “uno” pues estos barbos no permiten más que eso, además de ni tan siquiera mirar una mosca en superficie, como he contado en anteriores ocasiones son peces de ninfa.

Pero en esta ocasión, viendo la calma de las aguas donde estaba mi presa, decido jugármela y ato una avispa de apariencia realista en mi bajo:

-O la coge o directamente se espanta.

Con mucha suerte, el rodado posa la avispa justo delante del barbo, este la mira…parece que la mosca pasa de largo sin que muestre interés y de repente, como si alguien pulsara el botón de “ataque” el barbo se gira, desciende unos centímetros y la toma con gran violencia.

-Al fin mi primer barbo con seca en este rio “cabrón”!

www.barbosconmosca.com            

Una maravilla conseguir un pez con seca en este lugar, os aseguro que es de los sitios más difíciles que he pisado, la pelea, no entrare en detalle, pero con todo lleno de ramas, arboles caídos, rocas y demás podéis imaginarlo.

www.barbosconmosca.com          

El resto de la tarde he continuado pescando con la técnica acostumbrada en este paraje, tándem de ninfas y pesca en corto, han sido varios barbos más los que he conseguido. Curiosamente pese a las fechas en las que nos encontramos aun he encontrado algún macho con los típicos “granitos” de freza, supongo que serán los rezagados, pues ya no había grupos ni hembras montado jaleo.

www.barbosconmosca.com            

www.barbosconmosca.com        

El ultimo regalito de este rio ha sido el puntal partido, cosa que por otro lado ya tengo en cuenta la posibilidad que ocurra, pues cuando se clava un barbo hay que salir corriendo con la caña detrás e ir metiéndola en ramas, raíces y todo tipo de enganches, tampoco me preocupa en demasía…bendita garantía Sage!

(Sandro, si lees esto prepara un puntalito…)


15 comentarios:

  1. Enhorabuena por esos barbos Carlos y bonitas fotografías y sobre la caña es lo mejor de tener una caña con garantía de por vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Eso de tener el río o embalse al lado de casa puede llegar a ser un veneno,bonitas fotos Carlos
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un veneno, aunque peligroso como se puede ver, verdaderamente es un poco infernal meterse ahí…jaja.

      Eliminar
  3. Benditas cañas con garantia de por vida, pero la cara que se le queda a uno de tonto es irremediable.
    Para vivir en Madrid tienes una belleza de rio cerca, por lo que lo tendras cerca, no?

    Unas fotos y barbos preciosos.

    Te tengo que dar felicidades, ya que has conseguido engañar un barbito precioso a seca en rio de ninfa y eso lo recuerda uno mucho tiempo.

    Felicidades Carlos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, si, tan cerca que podria ir andando, aunque la zona dond se puede mas o menos pescar esta mas apartada.
      Gracias por tus palabras compañero.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Eso de poder ir adando me lo conozco, somos unos privilegiados. Aunque como dices, las zonas mejores para la pesca siempre estan más apartadas. Jaja.

      Eliminar
  4. Enhorabuena Carlos. Tanto por el rinconcito tan salvaje que tienes cerca como por endañar a los barbos esos tan difíciles que parece albergar. Y la caña... pues como dices sólo queda echar mano de garantía y arreglado.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, son dificiles hasta decir vasta, me costo muchas jornadas conseguir el primero, (de manera ortodoxa), pues son barbps que comen muchisima ova y lo facil hubiera sido poner una imitacion de tal, pero no he caido en eso.
      Lo bueno es buscar la manera de conseguirlo como dios manda, hasta lograr incluso uno con seca.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Cara de "haba" se le queda a uno cuando mira el puntero en esas condiciones. Como bien dices bendita garantia.
    Desafiante ese rio, donde una sola capyura vale por 5 .
    Felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desafiante y con mala leche, pero en el fondo me encanta.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. Tener barbos cerquita de casa es una bendición. Lo mismo me ocurre a mí con las truchas, pero claro ... no tienen la potencia de esos ciprínidos. Pelear con esos pepinos en un lugar así, es toda una experiencia.
    Pena de la rotura, pero habiendo garantía, no hay problema.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me puedo quejar, aunque tambien tengo un embalse precioso que podria tener una buena poblacion de barbos si se cuidase, pero se extinguieron hace años, esta muy maltratado por pescadores matapeces.

      Eliminar
  7. Me recuerda tu jornada de pesca a las que solía hacer a mediados de los 90 cuando era un chaval. Sitios realmente difíciles de pescar, haciendo la garza apostado esperando a los barbos, peleas en sitios muy complicados... Claro, así cuando empecé a pescarlos en el embalse me pareció aquello el paraíso! jejeje

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que es mucho mas cómodo, pero en sitios complicados los barbos tienen un sabor especial… un saludo amigo.

      Eliminar